music player
382 /
No hay hombre valiente que nunca haya caminado cien kilómetros. Si quieres saber quién eres, camina hasta que no haya nadie que sepa tu nombre. Viajar nos pone en nuestro sitio, nos enseña más que ningún otro maestro, es amargo como una medicina, cruel como un espejo. Un largo tramo de camino te enseñará más sobre ti mismo que cien años de introspección. Patrick Rothfuss, El temor de un hombre sabio. (via wherethewildthingsare-c)
Dormida era el cuadro de un incendio. Despierta era el fuego mismo. El temor de un hombre sabio. (via indirectas)

yesiamyellow:

Aunque nuestros labios quizás hablen el mismo idioma, nuestros corazones no, por eso hablamos de cosas sin importancia . Del tiempo, de la ultima película que hemos visto. Simplemente para pasar tiempo juntos. Y así poco a poco aprendemos el significado secreto de las palabras del otro. Y así cuando llegue el momento, podremos hablar añadiendo un significado sutil a nuestras palabras, para que nuestros corazones ya si hablen el mismo idioma.

667 /
littlemissserialkiller:

The Kingkiller Chronicle

“I have stolen princesses back from sleeping barrow kings. I burned down the town of Trebon. I have spent the night with Felurian and left with both my sanity and my life. I was expelled from the University at a younger age than most people are allowed in. I tread paths by moonlight that others fear to speak of during day. I have talked to gods, loved women, and written songs that make the minstrels weep. You may have heard of me.” 

Demasiado bonito para que durara, ya saben, los espíritus singulares no soportan tanto amor, tanta perfección encontrada por casualidad.

Putas Asesinas - Roberto Bolaño.

(via adelisnaranjo)

chicaskosiumis:

► ¿Qué tienen en común los hombres y los espermatozoides? Que de millones, solo sirve uno.
No puedo protegerla, y ella dice: Sufro. O sea que mi cariño no sirve para nada. (…) Ahí están los días y las semanas que no la vi, las tardes que vagué sin motivo, las noches que me esperó a cenar y no vine, las veces que tuve ganas de abrazarla y me contuve. Ahora es tarde y no sirve inventar los recuerdos. No vale hacerse trampas. ¿Por qué me siento tan vacío, tan desposeído, tan incapaz de dar ánimo? (…) ¿se le habrá puesto entre ceja y ceja morirse así, de una sola vez? ¿Y yo? ¿Qué pasa conmigo? No tengo comentarios ni defensa, ni excusas, no tengo nada que decir. Ella en cambio dice: Sufro. Y su sufrimiento, porque me hiere, me da una horrible inseguridad. Gracias por el fuego. Mario Benedetti (via natgzzh)
653 /
Usted la conoció, usted la quería, y estará atormentado. Yo sé como se siente. Siente que su corazón es una cosa enorme que empieza en el estómago y acaba en la garganta. Se siente desgraciado, y feliz de sentirse desgraciado. Yo sé qué horrible es eso.

(Fuente: viejaculturafrita)

THEME.